Actitud después de una Constelación Familiar


Las Constelaciones Familiares son una profunda herramienta que ayuda a percibir con amplitud las dinámicas familiares y transgeneracionales. Gracias a Bert Hellinger que pudo observar los órdenes del amor y los dio a conocer, se puede en la actualidad profundizar en situaciones escondidas y arraigadas en nuestro SER y que hasta el momento eran desconocidas. 


Gracias a la  espléndida labor que han realizado los Consteladores Familiares de todo el mundo, cada vez más personas conocen y disfrutan de sus beneficios. Y luego de que una persona se realiza una Constelación Familiar, puede tomar algunas actitudes que le proporcionarán claridad y una nueva fuerza para ir hacia la vida. Bert Hellinger lo llama “Esclarecimiento”. Otro grupo de personas al finalizar la constelación diluyen la energía de lo visto, puede que por resistencia o lealtad a su sistema, que retrasa y obstaculiza dicho proceso de esclarecimiento. Y que la mayoría de las personas desconoce.

¿Qué actitud perjudica el proceso de sanación?  

  • Interpretar la imagen que ha surgido.
  • Preguntar sobre los movimientos que se han dado en la constelación.
  • Buscar más información con los miembros de la familia.
  • Querer volver a constelar para saber más.
  • Indagar con diferentes consteladores acerca del hacer del otro.
  • Justificar la actitud actual en las dinámicas observadas en la constelación familiar.
  • Desear convencer  a los demás miembros de la  familia de  alguna dinámica vista en la constelación y tomarla como verdad absoluta.
  • Hablar constantemente de lo visto en la constelación.
  • Insistir a toda la familia para que se realice una Constelación Familiar.
  • Expresar que desea hacer otra constelación porque el constelador no hizo lo que se “esperaba”.


¿Qué actitud facilita el esclarecimiento?
  • Contener en tu corazón la imagen observada con toda su carga emocional.
  • No hablar de lo observado.
  • Agradecer a los participantes y al constelador.
  • Mirar a la familia con amor y sin excluir a nadie.
  • No buscar explicación de lo visto.
  • Darle tiempo a tu SER para que vaya integrando lo observado.
  • Seguir el movimiento que la vida te indique.
  • Asentir a todo lo que ES tal y como ES.


Por experiencia he visto que las Constelaciones Familiares actúan a un nivel profundo de nuestra Alma y consciencia, por lo tanto es una transformación que requiere tiempo y confianza. Sobre todo para gestionar las emociones que surgen luego de observar con respeto y perspectiva los movimientos y las dinámicas hasta ahora escondidas de nuestros sistema familiar. 

La Constelación Familiar cuando se mira con respeto, actúa de manera que te da una fuerza vital hasta ahora desconocida y te regala la energía necesaria para seguir adelante con un profundo agradecimiento hacia la vida, tu sistema familiar y hacia cada experiencia que te ha tocado vivir.

Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar una Constelación Familiar Online o bien si lo que deseas es aprender a realizar Constelaciones Familiares puedes cursar nuestra Formación Online en Constelaciones Familiares

También te puede gustar

0 comentarios

Recomendaciones

Subscribe