¿Te niegas a despedirte de tus padres?


El tener el amor de nuestros padres y sentirnos cobijados por ellos es uno de los placeres más grandes que puede sentir cualquier persona. Es como si estuviésemos en el Paraíso. Sobre todo cuando estamos en nuestra más tierna infancia ¿Pero qué ocurre cuando ha llegado la edad en que tenemos que abandonar el nido y nos resistimos a ello? ¿Cómo abandonar el estado de confort del hogar de nacimiento?


En la sociedad actual se ve más a menudo que los hijos aunque se casan o tienen una pareja, se quedan a vivir con sus padres aún teniendo una nueva familia.  Es como vivir en una adolescencia tardía suspendida en el tiempo, con algunos beneficios secundarios. Esto puede agotar a la relación de pareja y muestra una vinculación enfermiza con los padres. En oportunidades no es más que el Síndrome de Peter Pan. Pero desde la mirada sistémica que puede esconderse detrás de esta situación que termina siendo muy conflictiva ¿Por qué un hijo se niega a abandonar el hogar paterno? ¿Por qué forma a su nueva familia dentro del núcleo paterno?. A continuación expongo algunas de las causas y maneras de solucionarlo.

¿Qué causas sistémicas hay detrás del no querer despedirse de sus padres?

  • Mantener la protección de los padres: cuando se sobreprotege a los hijos, estos se sienten inseguros para poder avanzar sin sus padres. En estos casos se suele ver que los padres se encargan de los niños y el hijo sigue estudiando diferentes carreras y recae sobre la pareja el sacar a la familia adelante.
  • Negarse a madurar: Cuando ha muerto un hermano a muy temprana edad, el hijo que queda vivo o que llega se siente en la necesidad de quedarse con los padres para suplir la ausencia del hermano fallecido. O bien el hijo puede tener una vinculación negativa con los padres, en el conflicto y sienten que hay amor a través del conflicto y por ello se mantiene con ellos para escalar los conflictos porque es la manera que aprendieron a demostrarse amor. 
  • Sentir la responsabilidad de cuidar de sus padres: Cuando el hijo ve a sus padres como los pequeños, se puede quedar en la casa para mantener tanto a su familia como a sus padres, porque los ve desvalidos. Pero esto suele acabar con la relación de pareja, porque ésta puede sentir que está en segundo lugar.  La idea es que puede apoyar a sus padres sin necesidad de vivir con ellos. 
  • Pareja emocional de uno de los padres: Si uno de los padres no tiene pareja, el hijo siente una responsabilidad moral hacia ese padre y han establecido una relación de pareja. Se ve muy claramente cuando la pareja se queda viviendo en casa de uno de los padres  con la excusa de que éste cuida a los niños. En el fondo parecen madre/hijo(a) o padre/hija(o).
  • Desear mediar entre los conflictos paternos: Cuando la pareja se ha mantenido  a lo largo del tiempo por amor al hijo, éste puede entender que si se queda sus padres se mantendrán juntos. 


¿Cómo despedirse de manera saludable de los padres?

  • Mirarles como los grandes: Comprender que ellos son autosuficientes y son capaces de salir adelante sin ti. Que te han dado lo mejor de sí y ahora tienes la responsabilidad de ir hacia adelante con lo que han dado.
  • Empezar a dar pasos para ir desprendiéndose: Cuando has vivido mucho tiempo con tus padres, percibes que sin ellos no eres nada y si bien es cierto nuestros padres son de gran apoyo...también es cierto que el ir dando pasos por ti mismo es necesario para tu desarrollo, es la única manera que tienes de agradecerles. No tienes que dar grandes pasos al principios, toma pequeñas decisiones y aprenderás a confiar en tu propio criterio y visión de vida.
  • Realizar un acto de despedida de tus padres: puede ser escribirle una carta de cierre o agradecimiento, o hacer una fiesta en donde le agradeces todo lo que te han dado, pero en donde también te despides de ello para empezar tu propia vida.
  • Dejar de inmiscuirse en los asuntos de pareja de los padres: Cuando colocas tu atención en sostener la relación de tus padres  o mediar entre sus conflictos, pierdes fuerza vital
  • Ocupa tu lugar delante de tus padres: respetándolos y mírandolos con amor. Sólo así tienes fuerza para ir y apostar por tus sueños.



Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org 

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro Curso Online Trauma y Conflicto con los padres

También te puede gustar

0 comentarios

Recomendaciones

Subscribe