¿Tomas partido por uno de tus padres?


Las relaciones con nuestros padres siempre afectarán nuestra vida, sobre todo cuando existen conflictos entre ellos. Cuando se han separado o bien nunca han estado juntos, como hijos nos vemos obligados a tomar partido...ya sea por presión de uno de ellos o por su ausencia.

Cuando el padre que se queda con los hijos tiene mucho resentimiento por la separación o el “abandono” del otro, puede presionarle a través de los hijos, puede que lo haga de manera inconsciente, porque no sabe cómo descargar todo su dolor y resentimiento. Sin darse cuenta que esto afecta negativamente a sus hijos.
Puede que desde muy temprana edad te hayas visto obligado a ser leal con alguno de tus padres y en consecuencia hayas excluido al otro.  A continuación te expongo las diferentes situaciones que se pueden presentar, sus consecuencias y cómo salir de ellas.
¿Cómo saber que tomaste partido por uno de tus padres?
  • Tienes un profundo resentimiento por el padre ausente.
  • Percibes a uno de ellos como víctima del otro.
  • Te sientes identificado con uno de ellos y menosprecias al otro.
  • Sientes que algo te falta y no sabes con certeza lo que es.
  • Te cuesta mantener una relación de pareja.
  • Te sientes responsable de uno de tus padres.
¿Cómo salir de la lealtad a sólo uno de tus padres?
  • Dile al padre que te habla del otro que no quieres saber nada del asunto, porque él o ella también son parte de ti.
  • No te inmiscuyas en los asuntos de tus padres por más que te lo pidan. Recuerda que ellos son los grandes.
  • Reconciliarte con el padre ausente, no importa si sabes de él. Lo puedes hacer internamente, en tu corazón.
  • Confiar en que tu padre o tu madre son adultos y que pueden resolver sus problemas por sí mismos.
  • Distanciarte un poco de tus padres, por un tiempo hasta que sueltes la necesidad de controlar la situación. Hasta que puedas ocupar tu lugar ante ellos.
  • Mirarlos a ambos como adultos y no como niños e inmaduros.
El amor que sentimos por nuestros padres nos lleva muchas veces a querer cargarlos en nuestra espalda o bien tener mucho resentimiento por ellos. Ambas actitudes  traen consecuencias funestas para nuestra vida y para la de ellos. Lo ideal es ir soltando tanto el rencor como la culpa y dejar que fluya el amor y el orden en dicha relación. Sólo de esta manera podemos fluir libremente hacia una vida plena.


Escrito por Luz Rodríguez
Contacto: info@ordenesdelamor.org

*Si quieres profundizar en el tema puedes realizar nuestro Curso Online Trauma y Conflicto con los Padres. O bien puedes prepararte para ayudar a otros a descubrir los órdenes del amor y ocupar su lugar dentro del sistema familiar  con nuestra Formación Online en Constelaciones Familiares.

También te puede gustar

0 comentarios

Recomendaciones

Subscribe