5 Peores errores como constelador familiar


Actualmente hay infinidad de Consteladores Familiares que realizan un trabajo profesional excelente, cada uno de ellos está haciendo lo mejor que sabe y reconozco que cada consultante que visita a un Constelador Familiar tiene tanta o más responsabilidad que éste. Esto ocurre por lo que dice el propio Bert Hellinger acerca de los órdenes de la ayuda: “Ayudamos de igual a igual”. Es decir, de “adulto a adulto”. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué fallos podemos cometer como consteladores familiares? ¿Qué errores cometes cuando te estás iniciando como Constelador Familiar? ¿Cuáles son los 5 peores errores que hacemos como constelador?

¿Cuáles son los preceptos fundamentales en la ayuda sistémica?

La ayuda es una de las profesiones más bonitas que pueden existir, requiere gran vocación de servicio. Además de desarrollar destrezas y habilidades que implican empatía con el que que busca  ayuda. Todo constelador familiar tiene conocimientos de los órdenes de ayuda que propuso Hellinger y que son los preceptos principales por los que se rige nuestro hacer profesional. 

Órdenes de ayuda de Bert Hellinger:

  • Dar sólo lo que tienes y tomar sólo lo que necesitas, sólo puedes reconocer las dinámicas del cliente si has sanado tus propias dinámicas de lo contrario no podrás identificarlas en el otro.
  • Nos sometemos a las circunstancias, y sólo se interviene hasta dónde ellas lo permitan: la misma dinámica la marca la pauta. No podemos ir más allá de dónde los representantes o el mismo consultante quieran ir.
  • Ayuda de igual a igual: Percibimos al consultante como un adulto con un potencia capaz de asumir las responsabilidades y los pasos de su propia vida. Por lo tanto, no le tratamos como a un niño. 
  • La empatía sistémica, Miramos con amplitud al sistema del cliente. Nos posicionamos de lado del excluido, ausente o del rechazado. 
  • El amor a toda persona tal como es: Aceptamos al cliente con respeto y vemos más allá de sus dinámicas, comprendiendo que sus actitudes son consecuencia de sus implicaciones sistémicas. 

Si nos regimos por estos principios está claro que haremos un buen acompañamiento como constelador familiar. El problema empieza cuando no logras integrarlos en tu vida, porque lo entiendes de manera conceptual pero no de manera práctica.

¿Cuales son los errores más habituales que puedes cometer como constelador familiar?

  1. Permitir que el cliente le haga juicios de valor a sus padres o a sus seres queridos: Es importante que el cliente se enfoque en los hechos acontecidos en su sistema familiar y no en sus lecturas mentales de cada uno de los miembros del sistema. Porque el consultante busca llevarte a su terreno, que te posiciones de su lado para justificar su parálisis. La mejor manera para evitar esta situación, es pedirle que te hable de él, de lo que siente y que reconozca lo positivo del otro. 
  2. Soberbia: Creerte que tienes todo el control sobre lo que ocurre, la falta de humildad puede cegarte de tal manera que la constelación puede que quiera ir por un lado y tu no seas capaz de reconocerlo. Es decir, que tienes tu hipótesis y dejas de lado a los representantes y lo que es peor al mismo cliente.
  3. Tratar al cliente como si fuera un niño: Creer que tienes que cuidarle, consolarle y asumir la responsabilidad por él. De esta manera te conviertes en “un mejor padre o madre” En este caso es importante que te preguntes ¿Para quién necesitas asumir ese papel? Lo que suele haber detrás de ello es deseo de reconocimiento. Esto suele generar a la larga que tus clientes se enojen contigo. 
  4. Criticar el trabajo de otro Constelador: Pueden que vengan algunas personas hablando mal de algún constelador con el que hicieron un trabajo anterior. En este caso deberías preguntarte ¿Quién garantiza que no lo hará conmigo también? En estos casos suele ser que el cliente no quiere asumir responsabilidades culpando al otro de su propia inmovilidad. Mi recomendación es que le envíes con el mismo constelador del que viene para que resuelva el asunto.
  5. Tener ideas preconcebidas o juicios  del cliente: Si te mantienes aliado al cliente, en su historia de victimización o por el contrario, en la aversión o exceso de empatía por él. Es muy probable que eso nuble tu visión sistémica y no seas objetivo para ver lo esencial.

Como puedes ver el trabajo como Constelador Familiar, requiere ante todo una profunda humildad y respeto ante lo siguiente:
  • El sistema del cliente
  • El cliente
  • Tu propio sistema
  • Y por tus colegas consteladores
Y ahora, ¿Estás preparado para el Siguiente Paso de las Constelaciones Familiares?

También te puede gustar

0 comentarios